Imagina conducir por la carretera cuando, de repente, ves una gigantesca pitón bloqueando el tráfico.

Imagina conducir por la carretera cuando, de repente, ves una gigantesca pitón bloqueando el tráfico.

Lo último que probablemente querrías es acercarte a la serpiente e intentar moverla, ¿verdad? Bueno, eso es exactamente lo que hizo un automovilista, Robert Nababan, de 37 años, cuando conducía su ciclomotor en la isla indonesia de Sumatra. Se encontró con lo que muchos llaman pitón monstruo e incluso se peleó con la criatura. (Él vivió para contar la historia).

La serpiente encontrada en Indonesia se cree que es una pitón reticulada, como la que se muestra abajo. Son las serpientes más largas del mundo y los reptiles más largos, que van desde aproximadamente 4.9 a 21.3 pies. También están entre las serpientes más pesadas y pueden pesar entre 2.2 y 165.3 libras.

The snake found in Indonesia is believed to be a reticulated python, like the one pictured below. They're the world's longest snakes and longest reptiles, ranging from about 4.9 to 21.3 feet. They're also among the heaviest snakes and can weigh between 2.2 and 165.3 pounds.

Como todas las pitones, no son venenosas y generalmente no se consideran peligrosas para los humanos. Sin embargo, hay excepciones. Caso en cuestión, el hombre en Indonesia que fue comido por uno que tenía 23 pies de largo.

Like all pythons, they aren't venomous and aren't usually considered dangerous to humans. However, there are exceptions. Case in point, the man in Indonesia <a href="http://www.viralnova.com/man-in-snake/" target="_blank">who was eaten</a> by one that was 23 feet long.

Las pitones reticuladas que miden más de 19 pies son bastante raras, pero parece que muchas de las más largas se encuentran en Indonesia, ya que la que bloquea el camino también mide 23 pies.

Reticulated pythons measuring over 19 feet are pretty rare, but it seems that many of the longest are found in Indonesia, as the one blocking the road measured 23 feet as well.

Cuando Nababan y otros dos intentaron mover la enorme pitón (foto de abajo), le mordió el brazo y comenzó a enroscarse alrededor de su cuerpo. Sin embargo, finalmente fueron capaces de matar a la serpiente, ya que se creía que uno de ellos llevaba una espada pesada.

When Nababan and two others tried to move the massive python (pictured below), it bit into his arm and began coiling around his body. They were ultimately able to kill the snake, though, as one of them was believed to be carrying a heavy blade.

Si Nababan hubiera estado solo en sus esfuerzos, no estoy seguro de que hubiera ganado la pelea. Afortunadamente, había otras personas alrededor para ayudar a combatir a esta monstruosa serpiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *